Nuestra Empresa
asdasdas

dasdasdasd


WILLIAMSON, BALFOUR Y COMPAÑÍA

Los orígenes del grupo Williamson se remontan a 1851, cuando tres jóvenes escoceses: Stephen Williamson, Alexander Balfour y David Duncan formaron una sociedad llamada “Balfour, Williamson and Company”, para iniciar un intercambio comercial entre Liverpool y Sud-América. La primera casa mercantil fue establecida en 1852 en Valparaíso bajo el nombre de Williamson, Duncan y Compañía.

 

En el año 1863, David Duncan dejó la compañía y el nombre de la casa en Valparaíso cambió a Williamson, Balfour y Compañía.

 

Los productos europeos eran traídos a Valparaíso a bordo de sus propios barcos y distribuidos no sólo en Chile, sino también a través de sus corresponsales a puntos tan remotos como Panamá, Guayaquil, Lima y Mendoza. Las cargas de retorno eran hechas con salitre de Iquique, lana de Arequipa y guano de Chincha.

 

A partir de estos inicios, el empuje pionero de Balfour y Williamson, gradualmente condujo al establecimiento de otra casa en San Francisco, E.E.U.U. y a su participación en otros emprendimientos británicos en América Latina, como Milne, Campbell y Compañía en Lima (molinos de harina y arroz), Sociedad Comercial Anglo-Ecuatoriana Limitada en Guayaquil (comercio, seguros, agencias de embarque y distribución de productos del petróleo) y Tracey Brothers Limitada en Colombia (comercio).

 

En las postrimerías de la Primera Guerra Mundial, la Compañía estaba también presente en Bolivia, Argentina y Africa Occidental. En 1944, se iniciaron operaciones en Brasil, con oficinas en Sao Paulo y Río de Janeiro.

 

Durante este lapso, la subsidiaria Williamson Balfour en Chile creció hasta cubrir todo el país, con una red de oficinas y locales de venta en más de 20 ciudades.

 

Además de sus actividades principales en el área mercantil y en la distribución de bienes y suministros en general, Williamson, Balfour y Compañía se envolvió activamente en la exportación de salitre y en el financiamiento de las compañías salitreras y ferrocarriles en Iquique y Antofagasta. Asimismo, operó molinos de harina en Santiago y Concepción y participó en el comercio de la lana en Punta Arenas, entre otras actividades importantes teniendo, además, una relevante presencia a lo largo de todo Chile como agente naviero y de seguros.

 

Tal vez, la actividad menos usual y más desconocida fue la administración por concesión, de la Isla de Pascua entre los años 1903 y 1944.

 

Entre sus mayores contribuciones a Chile, cabe mencionar la introducción del cultivo del arroz en el país a inicios del siglo XX, en la región de Talca.

 

En sus últimos años de existencia, anteriores a su absorción por parte del Banco de Londes y Sud-América (ocurrida en 1965), Williamson Balfour era propietaria de las siguientes compañías en Chile:

 

Compañía Molinera San Cristóbal

Sociedad Comercial Comin S.A. (Seguros)

Compañía Molinera Santa Rosa

Sociedad Molinera de Osorno

Importadora Industrial Bulnes (Importación y Distribución de artículos de ferretería y maquinaria agrícola)

Savasta S.A. (Manufactura de empaquetaduras, juntas y ropa de seguridad)

Representaciones y Servicios Londres Ltda. (Agentes navieros e importadores de té)

 

Los molinos fueron vendidos en 1965 y, en 1971, aún siendo propiedad del Banco de Londres y Sud-América, la compañía cambió su nombre a “Sociedad de Inversiones La Escocesa”.

 

En 1972, la compañía fue adquirida por el Lloyd´s Bank junto con la compra del Banco de Londres y Sud-América.

 

En 1981, el Lloyd´s Bank vendió el resto de las compañías Williamson Balfour al grupo de inversiones británico “Inchcape PLC”.